miércoles, 19 de noviembre de 2014

Y si tuviésemos columpios en las marquesinas de los autobuses?




Mirando estos días blogs de arquitectura he descubierto sitios que me encantaría tener en mi ciudad, sitios altamente disfrutables.

Uno de los que más me sorprendió es el de la foto, las marquesinas de los autobuses de Montreal. Al verlos he recordado una anécdota de mi abuela, o "la abueli" como nosotras la llamábamos, que a sus 75 años fue con su hermana también de setenta y tantos a llevar al nieto de ésta a un parque. Mi abuela al ver al niño montado en los columpios tan feliz, le confesó a su hermana que ella nunca se había montado en un columpio, cuando ella era pequeña no había tenido ocasión. Entonces, como no había nadie en el parque decidió probar y se subieron las dos a los columpios. Al verse allí subidas, y como si de  una travesura se tratara, les entró tanta risa que no podía parar de reir. Cuando mi abuela nos lo contó a la vuelta nos pareció una historia genial.

... y eso, que me encantaría que hubiese columpios en las paradas del tranvía.


martes, 7 de octubre de 2014

Embadurnándonos de barro




















































El pasado fin de semana estuvimos haciendo barro. A pesar de ser nuestro padre todo un experto, nosotras sabemos más bien poco, el objetivo era sobre todo idear formas y disfrutar embadurnándonos.

Hemos hecho con las enanas cosas sencillas: cuentas para hacer collares, un pisapapeles, una serpiente y una figura amorosa de monigotes. Luego lo hemos pintado todo y ahora, que ya está seco, lo colocaremos en la estantería esperando que no se caiga al suelo y nos dure mucho tiempo... eso será lo más difícil.

viernes, 19 de septiembre de 2014

Comienza el cole


Salvo por la compra de libros, con sus correspondientes reservas, colas para recogerlos y mucho dinero de por medio, me encantaban de niña y me encantan ahora los preparativos para el colegio.

Recuerdo el olor a forro de libros y el placer de estrenar pinturas "de 24 " y colocarlas por colores.
A veces sólo estrenábamos pinturas nuevas de 12 y entonces recopilábamos más de casa hasta completar toda una amplia gama cromática: todos los azules y verdes distintos que encontrábamos, varios tonos de color carne de marcas diferentes... iba probando todas y al final quedaba toda una hoja llena de rayitas de colores.

Estas primeras semanas de septiembre hemos estado preparando el material, hemos decorado las etiquetas para los libros y cuadernos y hemos preparado una funda para la flauta de Julia.
Ésto, aunque es todo un lío, me encanta

!

lunes, 25 de agosto de 2014

De vuelta


Quizás lo mejor de las vacaciones sea la manera  en la que discurre el tiempo y descubrir muchas cosas nuevas en pocos días. Hemos vuelto cargadas de imágenes que hemos tomado en Portugal...









y también en Tarragona:



Comenzamos viendo fotos y poniéndonos al día. Contestaremos los correos pendientes y tenemos intención de fijar un calendario para el trimestre. Nos encanta hacer lo del calendario, porque creo que nos hace sentir organizadas, aunque luego cambiemos fechas a nuestro antojo.