domingo, 17 de enero de 2016

Estrenando el 2016




Con el año recién estrenado, nos reunimos para ponernos al día. Tomando un rooibos y un te de los de Cristina (Cafetería Davico, Zamora), revisamos las cuentas, los fallos y los proyectos en marcha y hacemos balance del 2015.

En 2015...
- Nuestro pedido más lejano: 1 ramo de flores y un cuaderno de ombligo para Charbonnières-les-Bains (Francia).
- Nuestro pedido más difícil: hacer un cuco que fuese surfista.
- Nuestro pedido más particular: una libreta y taza para una coleccionista de cosas de ovejas.
- Nuestro Cuco con más exito: el cohete.
- Nuestro pedido más grande: 4 cojines de paja, un dragón chucho y dos tazas de oveja para Barcelona.
- Nuestro producto más vendido: las guardaperras.
- Nuestro reconocimiento: para Silvia, que cose divinamente.
- Nuestro reto pendiente: los abanicos.

Ahora, en el 2016, habrá algunos cambios y muchos proyectos nuevos. Esperamos que sea igual de bueno o mejor que el 2015 y os damos las gracias de todo corazón por ello.


martes, 29 de diciembre de 2015

Navidad en la tierruca es Navidad



Ya estamos de vuelta. Hemos pasado unos poquitos días en Zamora, y aunque nos ha sabido a poco, hemos disfrutado enormemente. Al ser una ciudad pequeña los días cunden y mucho, puedes ir a las tiendas que te gustan entrar a ver una exposición y después quedar a tomar pinchos con los amigos, todo en la misma tarde.

Tenemos citas ineludibles:
- Un paseo por el Museo Etnográfico de Castilla y León, siempre nos sirve de inspiración.
- Una visita a la bilioteca, donde siempre hay alguna exposición chula.
- Ver el escaparate de San Miguel, siempre impecable.
- Visitar a nuestra abuela (con 95 años y como una rosa), a la familia y a los amigos.
- Ver el belén napolitano de la catedral y el de la Encarnación y comprar un marcapáginas.
- Comprar en la Ratita Presumida y felicitar las fiestas a Sonia, su dueña, que tiene una tienda preciosa y además es punto de venta de nuestra marca.
- Tomar pinchos, muchos pinchos.
- Ir a tomarnos algo a la Cueva del jazz mientras disfrutamos de una jam session.
- Visitar las librería Semuret, Miguel Nuñez y Milhojas, que son las librerías de "toda la vida".
- Comprar telas y cintas que luego veremos en qué y cuándo usamos.
- Ver la tienda de complementos Boa.





Y pasear con niebla, quejándonos del frío para añorarlo el resto del invierno.



Este año venimos todavía más conucas después de ver una exposición de mascaradas en el reción restaurado Teatro Ramos Carrión, comprar telas de cuadritos rojos (con las que seguro que os daremos una sorpresa), unas piezas para hacer muñecos de papel y descubrir una señora que borda tapetes carbajalinos que quitan el hipo.



Estamos disfrutando mucho de las fiestas de Navidad. Es cierto que hay gente a la que le parecen éstas unas fechas tristes por los que faltan, pero no puede ser ésta una excusa que arruine las navidades todos los años. Hay que celebrarlas con los que están y si hay unas fiestas entrañables, sobre todo si hay niños de por medio, sin duda son estas. Así que, seguiremos estos días disfrutando de la ilusión de los niños, los regalos, lo bonitas que se ponen las calles y las casas y de las cenas familiares (con turrón casero y cantanto villancicos con panderetas y zambomba) que en estas fechas son muchas.




Y a empezar el 2016 con buen pie. Feliz año!


 


lunes, 28 de septiembre de 2015

Cuadernos para todo


 Hay un tipo de gente a la que le encantan las cosas de papelería, y que disfruta eligiendo y estrenando bolis, rotuladores, pinturas y cuadernos. Nosotros somos de ese tipo de gente y estamos felices con nuestros nuevos Cuadernos para todo.

Hemos decidido que los cuadernos no fuesen específicos y que tuviesen las hojas en blanco y con gramaje suficiente para poder pintar, así cada uno podrá hacer que sea su  cuaderno a medida ya sea de viajes, de trabajo, de recetas, de dibujo o de todo un poco.

A nosotras nos gustan los "cuadernos para todo". En nuestros cuadernos escribimos muchas listas, ideas que llegan en un momento inesperado, hacemos bocetos o anotaciones esperando el autobús y también nos gusta escribir la información de las reuniones decorada con grecas y dibujitos. No nos gusta usar agendas porque las listas acaban invadiendo el día siguiente y las anotaciones aparecen en los meses equivocados y además, en las agendas los dibujos tienen un espacio limitado y compartido con rayas.

Algún día deberíamos hacer un post de los cuadernos de nuestra abuela, esos si que eran cuadernos para todo.



Nos encanta usar cuadernos y, a pesar de que gran parte de lo que escribimos y anotamos lo hacemos en el ordenador, podemos dar muchas razones por las que pensamos que el cuaderno es insustituible :

- Es la forma más rápida de registrar los dibujos y pensamientos.
- Todo lo que en el escribimos lleva nuestra letra y se reconoce como propio.
- Perdura aunque lo tachemos.
- Permite ser usado en cualquier momento.
- Responde a veces al placer de anotar ideas o dibujar sin más.

Asi que se trata de elegir un cuaderno bonito, estrenar la primera página y llenarlo con nuestros apuntes, con nuestros dibujos y con nuestras listas.
 





jueves, 13 de agosto de 2015

Oporto, una ciudad auténtica y sorprendente

Y ya estamos de vuelta! qué poquito duran las vacaciones de verano, con lo que se hacen esperar ¿verdad?

Este año, hemos aprovechado para visitar de nuevo a nuestro vecino Portugal, concretamente, hemos ido a Oporto, una ciudad en la que todavía no habíamos estado y de la que solo habíamos oído cosas bonitas.



Nos hemos hospedado en Apartments Oporto Palace. El recibimiento no pudo ser mejor, con bebidas fresquitas y una hojita con el listado de cosas que no nos podíamos perder en Oporto. Coincidió que cuando llegamos, se celebraba el Campeonato del Mundo de F1 de Motonáutica y los dueños de los apartamentos, que no pudieron ser más amables, nos invitaron a subir a su apartamento, que estaba encima del nuestro, para ver la carrera y una vez allí nos invitaron a un picoteo con vino de Oporto.


Oporto, sorprendente y decadente, es una ciudad muy auténtica en la que la creatividad nace en los rincones más insospechados. No te sorprende un muro sucio, porque en él se ha pintado un graffiti,


no te llama la atención un edificio apuntalado, porque han aprovechado para colocar una estructura metálica y crear un contraste de lo más variopinto,


no ves una cabina en desuso, porque la han pintado y se ha convertido en una obra de arte…
 

Realmente, no es una ciudad en la que te limites a ver ciertos edificios determinados, es una ciudad para pasearla y disfrutar de cada rincón




Además, se puede ir a la mayoría de los sitios andando, y a los que no, tienes para elegir: tranvía, metro, funicular, barquito... Nosotros hicimos un paseito por el Duero en un barquito, y la verdad es que merece la pena, las vistas de la ciudad son preciosas.


En Portugal, la artesanía y la tradición están muy presentes, algo que nosotras valoramos mucho. En las tiendas de souvenirs se venden productos en los que diseño y artesanía combinan a la perfección. Yo hice varias compritas que os contaré en otro post porque la verdad es que lo merecen.


Nosotros tiramos de mapa para no perdernos nada, pero si necesitas encontrar algo, los portugueses son de lo más amables, siempre dispuestos a ayudarte.


Nos ha quedado mucho por ver y mucho por pasear y los peques, además, ya nos han dicho que quieren volver a nuestra casa de Oporto ;-)

Y tú, ya has disfrutado de tus vacaciones?