viernes, 27 de mayo de 2016

Con todos ustedes... ¡Los garbancitos!



De vez en cuando queda una tarde sin planes, de esas en las que no hay nada pensado y uno decide no hacer nada de lo que tiene que hacer y elegir en qué emplear el tiempo. Cuando eso pasa, de tarde en tarde, me encanta hacer algo creativo con las enanas.

Esta semana hubo una tarde de esas y nos pusimos a hacer “ garbancitos”. Que a Yolanda le recuerdan a los protagonistas del libro "Petitusos" de la editorial OQO.



Me acordaba de unos personajes con cabeza de garbanzo que había hecho mi madre cuando eramos pequeñas, a mi me parecían algo feos pero supergraciosos por su nariz. Es una manualidad muy fácil y siempre hay garbanzos en una casa, así que nos pusimos a improvisar. Elegimos pompones y lanas y salieron nuestros garbancitos, medio pollos medio bichos y con nariz aguileña, feuchos, como a mi me gustan!!

Viven en una caja que hemos decorado y tiene ya puestos cada uno su nombre: Guillermino, Cris, Ursula, Fito y Rosendo.


(Me han dicho que están encantados de conocerte)








lunes, 16 de mayo de 2016

La familia Conuco en Formigues



Toda la semana pasada pensando en Formigues. El festival tenía muy buena pinta, además se celebraba en Benicassim donde viven unos familiares la mar de majos y como participamos pocas veces en ferias y mercados pues teníamos muchas muchas ganas. Ha coincidido, además, con el Día de la familia así que ha salido redondo porque esta vez íbamos todos “Conuco & familia”, así que la combinación festival y acampada ha sido una gran elección.

Un recinto cerrado con actividades muy básicas para jugar: neumáticos de coche, pinturas, cajas de cartón, juegos de madera, cazuelas y sartenes de metal para aporrear a modo de batería, coches de cartón, tipis (que por cierto los han fabricado en la carpintería de mi tío), arenero (creo que ha sido la zona con más éxito de todo el recinto)… no faltaba de nada. Allí sobraban las consolas y las tablets.



La zona del mercado, en la que nos encontrábamos nosotros, tuvimos unos vecinos de categoría y hemos vuelto enamoradas de los cuadros de Ana Sansano, las camisetas de colores de Artelaia y las dulces muñequitas de Sirimiri dolls, que nos han gustado tanto que no nos hemos podido resistir y hemos comprado una con gafas.



El ambiente era estupendo, muchos talleres y charlas para grandes y pequeños, música prácticamente todo el día y food trucks con comida, bebida y helados para coger fuerzas. Nuestros peques soñaron con el directo de Lali Rondalla y con la Billy Boom Band no pararon de bailar, desde luego quedó muy claro que el rock&roll si es cosa de niños, y es que nuestros niños son fans fans de este grupo. Incluso les dibujamos unos globos con frases sobre sus canciones que parece que les gustaron.






En cuanto a la parte conuca… colocamos nuestras cosas improvisando, como siempre (qué envidia me da la gente experta en esto, que llega y sabe cómo va todo colocado) y como era de esperar en un festival para niños, fueron nuestros muñecos los que triunfaron: cucos, nanos y dragonchuchos. Nos encanta el trato con la gente, ver las caras que ponen los niños cuando eligen nuestros dragonchuchos y saber que dormirán bien acompañados.




Para Ana Rico y demás miembros de la organización del festival solo podemos tener palabras de agradecimiento. El viento de la madrugada del sábado hizo estragos en el recinto rompiendo carpas, mobiliario y decoración pero el equipo de Formigues no tiró la toalla y trabajaron desde las 5 de la madrugada para que todos pudiéramos disfrutar de un gran festival. Gracias!

Penita nos ha dado que terminara el festival, aunque acabamos todos muy cansados nos alegramos de haber ido. Me imagino que esa pena se quita con una próxima edición ;-)


martes, 19 de abril de 2016

Las tazas de nuestras abuelas, las de siempre

  
Seguro que nuestras nuevas tazas os resultan de lo más familiar. Seguro que os recuerdan a vuestras abuelas, las tazas de siempre, las "de loza". Yo tengo varios platos desde hace años de este material, que uso para batir huevos y hacer croquetas, si, solo para eso.

Por ahora hemos diseñado tres modelos:

- La chica con las flores. Nos hemos inspirado en un vaso de cuerno del siglo XIX de la zona de Salamanca. La pieza está expuesta en el Museo Etnográfico de Castilla y León (Zamora).

- La pareja.  Decorada con una ilustración de una parejita ataviada con nuestra particular versión del traje regional castellano.

- El lobo. En la zona montañosa de la Sierra de la Culebra, ubicada en la provincia de Zamora, vive el lobo ibérico y se ha convertido en un animal emblemático de la zona. Odiado por unos y defendido por otros, el nuestro es un lobo folkclórico y amigable que recuerda a nuetros peques que no tienen nada que temer.



 Las tazas están fabricadas de forma tradicional en España, en acero esmaltado. Nos encanta los valores tradicionales que transmiten y los recuerdo del pasado que nos llegan. Son aptas para uso alimentario pero también quedan preciosas con unas flores silvestres, verdad?

 Ya están a la venta en nuestra tienda online y puede ser un bonito regalo para nuestras santas madres, ahora que está el Día de la Madre a la vuelta de la esquina.




miércoles, 17 de febrero de 2016

Rita, Javi, Mike, Rosa o Edurne en el Santuario Gaia

En la foto la vaca Rita, el cerdito Javi y Mike, animales del Santuario Gaia.
Hace unos meses conocimos a través del programa del Escarabajo Verde el proyecto del Santuario Gaia, un refugio para animales de granja que han sido de alguna manera maltratados o abandonados. Los responsables del proyecto iban explicando el funcionamiento del santuario y presentando a los animales que vivían en el refugio. Era imposible no enamorarte de la oveja Rosa, la vaca Rita o Edurne, la gallina.
Me encantó el proyecto. Los dueños regentan una especie de granja, pero sin tener que poner fin a la vida de los animales que cuidan. Se trata de que los animales vivan en un entorno natural sin llevar a cabo ninguna acción que los perjudique para obtener un beneficio, un lugar en el que se plantea una nueva forma de ver la relación y trato entre los animales humanos y los animales no humanos, como ellos los llaman.
Apoyando el proyecto hay toda una red de voluntarios que ayudan y a la vez disfrutan de pasar parte de sus ratos libres en el campo con los animales. Echad un ojo a su web, seguro que os sorprende y quizás, también podáis colaborar.